RESOLUCIÓN DE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS* DE 28 DE NOVIEMBRE DE 2018 CASO FURLAN Y FAMILIARES VS. ARGENTINA SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA Y REINTEGRO AL FONDO DE ASISTENCIA LEGAL DE VÍCTIMAS VISTO: 1. La Sentencia de excepciones preliminares, fondo, reparaciones y costas (en adelante “la Sentencia”) dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”) el 31 de agosto de 20121. La Corte declaró la responsabilidad internacional de la República de Argentina (en adelante “Argentina” o “el Estado”) por la violación del derecho a las garantías judiciales, en relación con los derechos del niño y de los derechos a la protección judicial y a la propiedad privada, así como por el incumplimiento de la obligación de garantizar, sin discriminación, el derecho de acceso a la justicia y el derecho a la integridad personal, en perjuicio de Sebastián Claus Furlan. Asimismo, el Tribunal declaró la responsabilidad del Estado por la violación de los derechos a la integridad personal y al acceso a la justicia de los familiares de Sebastián, a saber: Danilo Furlan (padre), Susana Fernández (madre), y Claudio Erwin Furlan y Sabina Furlan (hermanos). Dichas violaciones se declararon por la demora excesiva en la resolución de un proceso civil y en la ejecución de la sentencia que ordenó el pago de una indemnización por daños y perjuicios, ante la demanda interpuesta por el padre de Sebastián Furlan, debido a la incapacidad resultante del accidente sufrido por su hijo de 14 años de edad, en diciembre de 1988, cuando se encontraba jugando en un predio propiedad del Ejército argentino2 y se golpeó la cabeza con un objeto muy pesado. La Corte también consideró que en la ejecución de la referida sentencia hubo una reducción desproporcionada del monto de la indemnización ordenada a favor de Sebastián Furlan. Asimismo, las referidas demora y reducción incidieron en que Sebastián Furlan no pudiera recibir una adecuada rehabilitación y atención médica y psicológica. Al analizar las referidas violaciones, este Tribunal tomó en cuenta que al momento del accidente Sebastián Furlan era un niño de 14 años y, posteriormente, un adulto con discapacidad intelectual, así como que pertenecía a una familia de bajos recursos económicos. La Corte estableció que su Sentencia constituye por sí misma una forma de reparación y ordenó al Estado la adopción de medidas adicionales de reparación (infra Considerando 1). * El Juez Eugenio Raúl Zaffaroni, de nacionalidad argentina, no participó en el conocimiento y deliberación de la presente Resolución, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 19.1 del Reglamento de la Corte. 1 La Sentencia fue notificada el 11 de octubre de 2012. Cfr. Caso Furlan y familiares Vs. Argentina. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 31 de agosto de 2012. Serie C No. 246. El texto íntegro de la Sentencia se encuentra disponible en: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_246_esp.pdf. 2 El inmueble no contaba con ningún alambrado o cerco perimetral que impidiera su ingreso y en éste existían elementos de riesgo. Cfr. Caso Furlan y familiares Vs. Argentina, supra nota 1, párr. 72.

Select target paragraph3