2

4.
Las notas de la Secretaría de la Corte (en adelante “la Secretaría”) de 10 de
agosto de 2007, y de 6 de enero, 17 de febrero y 17 de septiembre de 2009,
mediante las cuales, siguiendo instrucciones de la Presidencia del Tribunal (en
adelante “la Presidencia”), se solicitó al representante de la víctima y sus familiares
que remitiera a la mayor brevedad sus observaciones a los informes estatales, ya
que los plazos otorgados para ello habían vencido sin que se hubieran presentado
tales observaciones. El representante no remitió observaciones a ninguno de los
informes estatales.
5.
Los escritos de 26 de junio, 18 de julio y 12 de octubre de 2007, 25 de
septiembre de 2008, 8 de mayo y 17 de septiembre de 2009, mediante los cuales la
Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión
Interamericana” o “la Comisión”) remitió sus observaciones a los informes
presentados por el Estado.
6.
La nota de la Secretaría de 23 de septiembre de 2009, mediante la cual,
siguiendo instrucciones de la Presidencia, se solicitó al Estado que presentara un
nuevo informe sobre el cumplimiento de la Sentencia a más tardar el 17 de
noviembre de 2009.
7.
La nota de la Secretaría de 31 de mayo de 2010, mediante la cual, siguiendo
instrucciones del Presidente de la Corte, se solicitó al Estado que presentara, a la
mayor brevedad, el informe que le fue requerido mediante nota de 23 de septiembre
de 2009 (supra Visto 6), en virtud de que el mismo no había sido remitido.
8.
La comunicación de 30 de junio de 2010, mediante la cual Chile indicó que
remitiría “dentro de los próximos días” el informe requerido sobre el avance de
cumplimiento de la Sentencia.
9.
El escrito de 23 de agosto de 2010 y sus anexos, mediante los cuales el
Estado presentó el informe sobre el cumplimiento de la Sentencia solicitado el 23 de
septiembre de 2009 (supra Visto 6).
10.
Las notas de la Secretaría de 20 de octubre, 2, 9 y 19 de noviembre de 2010,
mediante las cuales, siguiendo instrucciones del Presidente de la Corte, se solicitó al
representante y a la Comisión Interamericana la remisión de sus observaciones al
último informe del Estado a la mayor brevedad (supra Visto 9). Dichas observaciones
no han sido presentadas al Tribunal hasta la presente fecha.
CONSIDERANDO QUE:
1.
Es una facultad inherente a las funciones jurisdiccionales de la Corte la
supervisión del cumplimiento de sus decisiones.
2.
Chile es Estado Parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos
(en adelante “la Convención Americana” o “la Convención”) desde el 21 de agosto de
1990 y reconoció la competencia contenciosa de la Corte Interamericana ese mismo
día.
3.
De conformidad con lo establecido en el artículo 67 de la Convención
Americana, las sentencias de la Corte deben ser prontamente cumplidas por el
Estado en forma íntegra. Asimismo, el artículo 68.1 de la Convención Americana
estipula que “[l]os Estados Partes en la Convención se comprometen a cumplir la
decisión de la Corte en todo caso en que sean partes”. Para ello, los Estados deben
asegurar la implementación a nivel interno de lo dispuesto por el Tribunal en sus

Select target paragraph3