2
3.
La Sentencia de Interpretación de la Sentencia de Fondo, Reparaciones y Costas de
11 de noviembre de 2012 (en adelante la “Sentencia de Interpretación”), mediante la cual
la Corte Interamericana decidió que:
1.
2.
3.
4.

4.
que:

Declarar admisible la solicitud de interpretación de los párrafos 71, 255, 299 y 313 de la Sentencia de
fondo, reparaciones y costas en el presente caso interpuesta por los representantes de las víctimas, en los
términos del párrafo 21 de la presente Sentencia de Interpretación.
Precisar por vía de interpretación el sentido y el alcance de lo dispuesto en la Sentencia de fondo,
reparaciones y costas, respecto a la indemnización por daño inmaterial a favor de la niña V., en los
términos del párrafo 21 de la presente Sentencia de Interpretación.
Rechazar la solicitud de interpretación de sentencia presentada por los representantes de las víctimas,
respecto a la medida de rehabilitación de asistencia médica y psicológica, de conformidad con los párrafos
26 a 28 de la presente Sentencia.
Rechazar la solicitud de interpretación de sentencia presentada por los representantes de las víctimas,
respecto al pago de honorarios y gastos, de conformidad con los párrafos 32 a 34 de la presente
Sentencia.

En particular, en el párrafo 21 de la Sentencia de Interpretación, el Tribunal concluyó
existe una diferencia en la forma de modalidad de cumplimiento entre la indemnización por concepto de
daño inmaterial de la que tratan los párrafos 299 y 313, y las demás reparaciones que se ordenaron […].
En este sentido, el Tribunal precisa por vía de interpretación que la indemnización otorgada deberá ser
cumplida bajo la modalidad establecida en el párrafo 313 de la Sentencia, por lo cual el Estado deberá
depositar el dinero en la institución financiera mencionada, sin requerir de la constatación de la previa
opinión libre de la niña V., teniendo en cuenta que esos fondos pueden ser retirados por las destinatarias
recién al adquirir la mayoría de edad. Respecto a las demás medidas de reparación ordenadas a favor de
la niña V., sí se requerirá la constatación de dicha opinión libre.

5.
Los informes de 9 de abril de 2013 y 11 de junio de 2013, mediante los cuales el
Estado se refirió al cumplimiento de la Sentencia.
6.
Los escritos de 30 de mayo de 2013 y de 19 de julio de 2013, mediante los cuales
los representantes de las víctimas (en adelante “los representantes”) presentaron sus
observaciones a los informes estatales referidos.
7.
El escrito de 7 de agosto de 2013, a través del cual la Comisión Interamericana de
Derechos Humanos (en adelante “la Comisión Interamericana” o “la Comisión”) presentó
observaciones a la información remitida por el Estado y por los representantes.
CONSIDERANDO QUE:
1.
Es una facultad inherente a las funciones jurisdiccionales de la Corte supervisar el
cumplimiento de sus decisiones.
2.
De conformidad con lo establecido en el artículo 67 de la Convención Americana
sobre Derechos Humanos, las sentencias de la Corte deben ser prontamente cumplidas por
el Estado en forma íntegra. Asimismo, el artículo 68.1 de la Convención Americana estipula
que “[l]os Estados Partes en la Convención se comprometen a cumplir la decisión de la
Corte en todo caso en que sean partes”. Para ello, los Estados deben asegurar la
implementación a nivel interno de lo dispuesto por el Tribunal en sus decisiones 1. La
referida obligación de dar cumplimiento a lo dispuesto por la Corte incluye el deber del
Estado de informar sobre las medidas adoptadas al respecto. La oportuna observancia de la
1
Cfr. Caso Baena Ricardo y otros Vs. Panamá. Competencia. Sentencia de 28 de noviembre de 2003. Serie C
No. 104, párrs. 60 y 131, y Caso Gelman vs. Uruguay. Supervisión de cumplimiento de sentencia. Resolución de la
Corte de 20 de marzo de 2013, Considerando 3.

Select target paragraph3